2

Gracias

Gracias por vuestros regalos, mamás, papás, familias. Son maravillosos, especiales, pensados para mi persona. Gracias por conocerme tan bien y elegirlos para mí, y gracias por conectar y entender mi forma de trabajar, que a veces, no es fácil. En mi clase hay normas, pero las justas, hay mucho tiempo en libertad, y de adquisición de las propias responsabilidades. Mucho tiempo para jugar, para bailar, y y para hacer trabajos en la mesa, cosa que algunas personas consideran que es el único trabajo válido. Para mí, todo lo que he nombrado es trabajo. No concibo a niños de tres años sentados durante cinco horas. Por eso en mi clase prima el movimiento. Ahí surge el desarrollo motor del niño que no se mueve, la sonrisa del que no se ríe, la palabra del que no habla. Todo lo que hago en mi clase tiene un origen y fundamento y nada es al azar. Gracias por comprenderlo, por valorar los resultados, por apreciar mi trabajo. Por este curso en familia, gracias. Mil gracias

IMG_1713

1

Compartir 

A punto de acabar el curso, hemos tenido la oportunidad de compartir una tarde de tutoría,  junto a todas las familias, para compartir impresiones. Ha sido muy agradable llegar al final de este camino, un camino que, al fin y al cabo, no es más que una gran puerta que da paso a nuevas aventuras. Gracias, familias, por compartir. 

0

La familia Minimarioneta

Nuestra familia Minimarioneta está formada por Cerdito, Patito, Rana, Vaca, Caballito, Mono, la bella Gerania, Marita Morenita, y las tres hermanas de la familia Cuchara: Cucharilla, Cucharillo y Cacharrilla. Aquí os dejamos al protagonista de hoy con la familia Mini y  alguna que otra pícara sonrisa20151203_102329.

0

TENEMOS FAMILIAS DIFERENTES

familia de papa y mama

Nuestra profesora en prácticas, Virginia, ha trabajado con los niños y niñas el tema de la familia. Pensamos que sería buena idea jugar a componer  entre todos, familias diferentes. Durante el juego, entregamos un “bebé” de juguete una niña que hacía de mamá, ante lo cual, el niño que hacía de papá dijo: “¿Y  yo, qué ?, yo también quiero tener a mi  hijo en brazos”. ¡Por supuesto!, ¡qué  error el mío…! Así es que “la familia” tuvo dos hijos…y solucionamos el tema.

Los peques son siempre buenos maestros…

Compartimos aquí algunas fotos de la actividad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.