0

Graduación 2018

He tenido que dejar pasar el terremoto emocional producido en mí tras el  encuentro familiar y escolar de la graduación de mis niños y niñas de cinco años, para  poder escribir algo. Solo tengo palabras de agradecimiento por el magnífico curso que he tenido, las familias tan especiales y excepcionales que la suerte me trajo y las buenas y maravillosas personas y personitas que he conocido. Despedirse me ha costado mucho… no sé si son los años… pero despedirme se me hace muy cuesta arriba. Os mando miles de besos y abrazos, como siempre. Sed felices durante el verano. No olvidéis todo lo aprendido, en resumen : sed personas por encima de todo. Seres con alma, sensibles, generosos, y posibles creadores de un mundo mejor. Os quiero.

gpNQoVhhSPiXd0hvh17iZA_thumb_2c52