0

Cuento: los celos de Catalina

LAS PIRULETRAS DE POETINA

 Erase una vez una niña grande, llamada Catalina, que quería ser como su hermano pequeñito. Se hizo un ovillo, se agarró las piernas, y como una bola redonda de luna, pegó un bote, y Catalina se metió en la cuna. La cuna se cayó de un trompetazo, pero su mamá, a la niña, le dio un abrazo. Le dijo: “Te quiero, y te quiero grande, hija mía.” . La niña se puso de pie, con mucho valor, y entonces, se sintió feliz de ser Catalina, la hermana mayor.

Ver la entrada original