Cuento infantil: Las agujas del reloj ( letra “A” de Amistad )

LAS PIRULETRAS DE POETINA

Amistad

El reloj se estropeó. Se quedó fijo, con sus agujas marcando las tres de la tarde. Su tictac, ya no se oía y la abuela lo guardó, para no confundirse cuando lo veía. Después, lo llevó al relojero, que abrió su cajita y con mucho esmero, se adentró en aquel corazón de metal ligero. “¡Los dientes del reloj están cariados!¡Las agujas, partidas! ¡Los tornillos, doblados! ¡Vaya lío que hay armado! Dijo el relojero. Lo arregló, como un cirujano, con mucha delicadeza, y el relojito volvió al estante de la abuela, que lo recibió, radiante, riendo sin dientes ni muelas. “Ahora sí”, dijo la anciana, acariciándolo. El relojito, contento, marcó la una y las dos, las tres y las cuatro. Marcó horas todo el rato.“¡Cuánto te he echado de menos, abuela!” , dijo, sacudiendo las agujas.Y aunque la anciana estaba sorda, lo escuchó. Porque siempre hay oídos especiales en…

Ver la entrada original 36 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s