La verdad

Durante los años ejercidos he escuchado muchas veces, en las tutorías, cómo las familias recurren con buenas intenciones al engaño para evitar situaciones problemáticas, por ejemplo, aprovechar que el niño o la niña están distraídos para marcharse de casa a alguna tarea, o acciones similares. Esto provoca mucha ansiedad y desconfianza. Aunque a corto plazo sea efectivo, a largo plazo el engaño provoca mucha ansiedad y problemas añadidos. En resumen, y en mi tierra: ” Vale más una vez colorá que ciento amarillas”. Feliz fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s